Nutrición y fertilidad: la importancia de los antioxidantes

Si has leído el apartado de mi biografía, sabrás que soy bióloga especialista en nutrición y en reproducción humana, y teniendo en cuenta lo relacionadas que están estas dos áreas de la salud, con este post voy a comenzar una serie de publicaciones con recomendaciones nutricionales para mejorar la fertilidad y ayudar a lograr un embarazo de forma natural.

Diferencia entre óvulos y espermatozoides

En la actualidad, la edad a la que las mujeres que toman la decisión de ser madres es mucho más tardía, debido a diversas causas. Por eso, se suele recurrir a tratamientos de Reproducción Asistida para preservar la fertilidad. Los mismos óvulos que tenemos desde que nacemos son los que conservamos a lo largo de nuestra vida, y con el envejecimiento, la calidad va disminuyendo notablemente hasta que, a cierta edad, es complicado lograr un embarazo saludable debido a que es más probable que su ADN esté dañado. Por ello, se recomienda a las mujeres recurrir a procesos de congelación de óvulos antes de los 35 años si no desean ser madres o se han planteado serlo más adelante.

En el caso de hombres, el ciclo de producción de nuevos espermatozoides se renueva cada 3 meses, y por tanto, son células “nuevas” que se producen en ese corto periodo de tiempo. Al ser células creadas recientemente, es más probable que su funcionalidad y calidad sean óptimas que los óvulos, que llevan siendo los mismos desde el momento de formación del embrión.

¿Qué podemos hacer para mejorar la fertilidad y conservar la calidad de las células reproductivas?

Podemos ayudar a preservar la calidad de las células reproductivas consumiendo antioxidantes en nuestra dieta. Éstos intervienen en proteger al ADN de las células y, con ello, evitar el desarrollo de enfermedades relacionadas con el envejecimiento celular.

Ácido fólico (Vitamina B9)

Se recomienda su consumo antes y durante el embarazo, como suplemento, ya que es necesario para el desarrollo del sistema nervioso del bebé y prevenir patologías graves relacionadas con esto.

Vitamina C

Además de ayudar a la absorción del hierro, se relaciona con mejorar el número, movilidad y proteger el ADN de los espermatozoides.

Vitamina E

Se relaciona con mejorar la fertilidad en mujeres, aliviar los síntomas del Síndrome de ovario poliquístico y aumentar la calidad de los espermatozoides.

Licopeno

Es un antioxidante que se ha visto que mejora la calidad de los espermatozoides, siendo recomendable para ayudar a tratar la infertilidad de origen masculino.

Zinc

En el embarazo, previene el riesgo de aborto espontáneo y malformaciones. En hombres mejora la motilidad de los espermatozoides.

Estos son solo algunos de los diversos antioxidantes que se encuentran en los alimentos provenientes de la naturaleza; en futuras publicaciones iré compartiendo la relación de más nutrientes con la salud reproductiva. En este caso, he decidido compartir estos porque son algunos de los más relacionados con una mejoría de la fertilidad, tanto en mujeres como en hombres, y un embarazo saludable.

En la infografía del inicio de esta entrada puedes leer en qué alimentos se encuentran los nutrientes que he nombrado hoy.

A partir de este post, publicaré una serie de publicaciones relacionando la mejora de la fertilidad con la alimentación. Espero que te haya resultado interesante.

¡Feliz día!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s